15.5 C
Mexico City
sábado, octubre 23, 2021
spot_img
More

    Latest Posts

    Peleas de Gallos en México

    Nuestro país y los gallos se entrelazan con sus historias. Cientos de años de legado nos han traido a donde estamos.

     

    Por Felipe Wiedmer

    Las peleas de gallos han formado un elemento clave de la sociedad mexicana desde que Hernán Cortez colonizó nuestro territorio. A finales del siglo XVI en la Casa de Mascarones en la calle de San Cosme se comenzaron a criar gallinas y guajolotes. Sin embargo, las primeras peleas de gallos como un acto de entretenimiento se remontan a los 1700s. A finales del siglo XVIII se construyeron los primeros recintos en la Ciudad de México: la plaza de gallos de San Agustín de las Cuevas y el palenque en la calle de Moras.

    Se dice que en cualquier festividad o acto público se reunían todas las clases sociales para ver las peleas de gallos.  En una serie de cartas escritas por la señora Calderón de La Barca, que ahora forman parte del libro La Vida en México, podemos ver como esta actividad formaba parte de la vida diaria.

    “Fuimos a los gallos a eso de las 3 de la tarde. La Plaza rebosaba de gente, y los palcos ocupados con las damas parecían un jardín lleno de flores de todos los colores (…) El presidente y su comitiva acababan de llegar, y así mismo algunos de los ministros extranjeros. Mientras los gallos cantaban con bravura, cruzábanse las apuestas, y hasta las mujeres se entregaban a la influencia de la escena, apostando “sotto voce” desde los palcos con los caballeros, a favor de sus gallos favoritos.” 

    Después de la independencia y tras varios siglos de virreinato la costumbre permaneció viva y algunos personajes célebres de la revolución como Pancho Villa y Emiliano Zapata eran aficionados a las peleas de gallos. Ignacio López Tarso y el director Roberto Gavaldón inmortalizaron en la pantalla grande aquella novela de Juan Rulfo. La muerte de un Gallero es el nombre de uno de los álbumes de Vicente Fernández y una película del 77.

    Uno de los creadores más famosos fue Tito Chapa. Patriarca de una familia gallística de renombre, Don Tito fue un personaje icónico por su criadero de gallos finos y ganadores, donde podemos ver giros, amarillos, retintos o negros. Él y el Rancho “Dos Cañones” cerca de Pánuco, Veracruz se han convertido en leyenda.

    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    NO TE PIERDAS..

    Stay in touch

    To be updated with all the latest news, offers and special announcements.